Categoría: Mar Menor

La historia sangrienta del Pedrucho


Diario de Murcia. 9 de febrero de 1882. Archivo Municipal de Murcia.

El dos de febrero, a las diez y cinto minutos de la noche, llegó un telegrama a Murcia emitido por el gobernador del ministro, en el que se indicaba que el comandante del puesto de la Guardia civil de San Javier se encontraba en el punto denominado El Pedrucho a un hombre ahogado en estado de putrefacción “y con algunos miembros separados de del tronco”. Al parecer, las autoridades pensaron que el cuerpo de este marinero se trataba del hombre que iba sobre el barco destino Torrevieja y naufragado en las aguas de la isla Grosa.

Las noticias se fueron propagando y dando a conocer en los diferentes diarios de Murcia (La Paz, Diario de Murcia), de esta forma el Diario de Murcia ofrecía un comunicado remitido desde el pueblo de San Javier a 8 de febrero de 1882 dirigido al director del Diario, José Martínez Tornel. En el mencionado comunicado se informaba al lector que las informaciones relacionadas con la aparición de un cadáver en la manga divisoria de los dos mares, era incorrecta, ya que eran cuatro los que habían salido. El primero de ellos el día 19 de enero, el segundo el 25 del mismo mes, ambos en la playa del Pedrucho; vestidos al estilo del país, pero sin conservar partes blandas en la cara y cabezas. El tercer cadáver salió en la playa de Galán, desnudo y con la falta de partes blandas en las cavidades de los anteriores, le faltaba pierna izquierda desde la rodilla para abajo. Por último, el cuarto cadáver, localizado en el mismo emplazamiento, con la falta de ropas y sin partes blandas en la cada, cabeza, manos y pies. De todos los fallecidos, solamente se pudo realizar la autopsia a uno de ellos, al resto no se le pudo efectuar debido al mal estado de sus cuerpos. El informe apuntaba que los cuatro aparecieron en posición decúbito abdominal, con manchas verdosas en la piel, síntoma inequívoco de ser ahogados y no muertos por riña u otra causa. Las ropas de algunos fallecidos fueron expuestas al público en el juzgado, no siendo reclamadas por nadie.

¡Peligro en la encañizada de San Pedro del Pinatar!

Configuración de la entrada al Mar Menor por la Torre de la Encañizada. 19 de mayo de 1818. AMN MP, E-44-10.
Mientras dormía de forma apacible el pueblo de San Pedro del Pinatar, sobre la una de la madrugada del 16 de agosto de 1836, sus vecinos fueron alarmados por un hombre que, agitado, corría diciendo por el pueblo que en la zona de la encañizada había desembarcado un grupo de moros y que, tras apoderarse de aquella isla divisoria del mar menor y mayor, se habían escapado precipitadamente tirándoles tiros y disparos. En ese momento de la hazaña, el comandante de Carabineros hizo señas de alarma a las fuerzas que tenía ofreciendo el servicio de la costa. La Guardia Nacional, con sus escopetas, salieron en unión de los carabineros; los vecinos de San Pedro fueron avisados con el atropellamiento y confusión que exigía la acción. Todas las fuerzas de la autoridad se dirigieron con armas (y sin ellas) al supuesto punto de invasión, alterados por el acontecimiento, conforme se iban acercando a la zona de posición concreta, se iban serenando los ánimos al percibir un silencio sepulcral. Una vez en la localización correcta, observaron entre cuatro y seis hombres encargados de la pesquera que allí se hacía. La cuestión fue disparatada, ya que los presentes se habían disfrazado de Moros, al parecer por una bufonada sin reflexionar las consecuencias que esto podía acarrear. Los sujetos hicieron un plan de desembarco y lamentaciones, se escapó el hombre a quien trataron de chasquear, le dispararon y a pesar de ello, se escapó por un peligroso camino escarpado y peligroso debido a la infinidad de tallos que existían en una de las lagunas, por medio de los mares, hasta desaparecer por la zona del campo provocando perjuicios y daños. Un acontecimiento publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Murcia el 27 de agosto de 1836 y que, gracias a la digitalización de los archivos, podemos conocer estas insólitas historias de mar de primera mano.

El Faro del Estacio

Postal del faro del estacio desde San Pedro del Pinatar, principios del siglo XX. Archivo General de la Región de Murcia

Las crónicas del siglo XIX situaban el Faro del fondeadero en la lengua de tierra que avanzaba hacia el E. desde la playa llamada La Manga, la cual separaba el Mar Menor de las aguas del Mediterráneo.

Boletín oficialde la provincia de Murcia, 18 de octubre de 1862. Archivo Municipla de Murcia
Se definía como un aparato catadióptrico de sexto orden, con luz fija, roja y un alcalde en el estado normal de la atmósfera de 6 millas. Su elevación del foco luminoso sobre el nivel del mar era de unos 18 metros aproximadamente y de 14 sobre el terreno. Su torre era ligeramente cónica, de color gris y la cornisa de blanco perla. Ocupaba el centro de la habitación de los torreros, la cual era cuadrada y del mismo color que la torre, con ángulos, jambas y cornisas de blanco perla. Su linterna era octogonal, con cúpula esférica y de color blanco. La luz tenía por objeto indicar a los navegantes la situación de fondeadero del Estacio, el cual “se halla al SSO del faro y a la distancia de 4 a 5 cables por fondos de 2 a 3 brazas, alga”, así lo contaba el Boletín Oficial de la Provincia de Murcia un 18 de octubre del año 1862. Archivo Municipal de Murcia.

Un comentario

UNOS POR OTROS Y LA CASA SIN BARRER

Rambla de los Alcázares. Marecologia.com

Rambla de los Alcázares. Marecologia.com
Rambla de los Alcázares. Marecologia.com

¿De quien es la culpa de que otra vez se inunde los Alcázares y las aguas vayan a parar al Mar Menor?

Pues como dice el título de esta entrada, unos culpan a otros y los otros a los unos, al final el problema continua.

El alcalde de Los Alcázares, en declaraciones a Radio Cartagena de la cadena SER, culpa a anteriores gobiernos y a los agricultores de desviar los cauces de las ramblas que pasan por estos municipios y que están provocando inundaciones constantemente.

¿Porque siempre la culpa la tienen los anteriores gobiernos, que por norma general no son los suyos?

El presidente de la CHS confirma en Radio Murcia de la cadena SER: «La red de drenajes del campo de Cartagena se ha ido perdiendo». Esta vez la culpa es de los agricultores.

Para terminar las culpas, la Asociación de Afectados por las Inundaciones de Los Alcázares, en declaraciones a Radio Cartagena de la cadena SER, culpan a las malas prácticas de los políticos y algunos agricultores de estar dañando el Mar Menor.

Esta mañana las ramblas de los Alcázares desaguan hacia el Mar Menor.

Como se puede comprobar en la siguiente fotografia el agua está arrastrando al Mar Menor todo tipo de basuras incluidos los plásticos de las mangueras para el riego por goteo y también bandejas de poliespán.

Rambla del Albujón. Marecologia.com
Mangueras de riego de plastico. Marecologia.com

Pedro Garcia, director de ANSE comentaba  a Marecologia las diferencias que ve en la rambla del Albujón entre estas inundaciones y las del año 2016.

 

Otra vez, más contaminación directa al Mar Menor.

El caso es que, el culpar al otro está al día en lo que a política se refiere,  aunque algunos para no equivocarse culpan a todos que a lo mejor es lo más lógico para no equivocarse. Aunque no me extrañaría que alguien, algún día, comentara que la culpa fue del “CHA-CHA-CHA”…yo no lo descartaría.

Fuentes de Información:

Radio Murcia Cadena SER

Radio Cartagena Cadena SER

ANSE

CASI 600 KILOS DE PLOMO RECOGE EL PROYECTO PLUMBUM

Dulces caballito de mar de panaderia Jose Antonio marecologia.com

Plomos recuperados marecologia.com
Plomos recuperados marecologia.com

La Asociación Hippocampus hizo entrega, aprovechando el día mundial del medio ambiente, los certificados de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en el marco del Proyecto Plumbum.

Centro de visitantes Las Salina marecologia.com
Centro de visitantes Las Salina marecologia.com

El acto se desarrolló en el centro de visitantes Las Salinas en San Pedro del Pinatar. Para comenzar se hizo un repaso a las actividades de la asociación por parte del secretario Juan Diego López, seguido de la entrega de los certificados de responsabilidad social corporativa a una larga lista de entidades privadas, instituciones oficiales, centros de buceo y asociaciones.

Como decía Juan Diego al final de su alocución, la asociación ha recibido hace pocos días un certificado de experiencia altamente reconocida (HIGHLY COMMENDED CASE STUDIES) en los premios de comunicación Natura 2000, que lidera EUROPARC.

Logo europarc.org
Logo europarc.org

Cristina Mena, presidenta de la asociación, comento a MarEcologia en que ha consistido el acto.

A continuación se procedió al pesaje de las últimas cantidades de plomo recogidas con un saldo total de la campaña de 585,7 kilos de plomo.

Pesado de plomo marecologia.com
Pesado de plomo marecologia.com

Para finalizar la directora general del medio natural, Consolación Rosauro Meseguer, hizo de testigo en la entrega del cheque por la empresa MAHE gestora de residuos, a la asociación, para con ese dinero continuar con el proyecto Hippocampus y el estudio sobre el estado de la población de caballitos de mar.

Entrega del cheque por el valor, en euros, del plomo
Entrega del cheque por el valor, en euros, del plomo marecologia.com

José Luis Alcaide, coordinador del proyecto Plumbum, explica la importancia del proyecto que ya está traspasando las fronteras regionales poniéndose en marcha en la vecina comunidad de Valencia.

 

Para finalizar en el aperitivo que ofreció la asociación a los asistentes al acto, se pudo degustar el famoso dulce “Caballito de Mar” en concreto el bombón con forma de caballito que corona el dulce realizado por  Panadería  José Antonio de San Pedro del Pinatar que durante las ventas de este año donara el 10% a la asociación Hippocampus.

Dulces caballito de mar de panaderia Jose Antonio marecologia.com
Dulces caballito de mar de panaderia Jose Antonio marecologia.com

Desde aquí quiero agradecer a Hippocampus y todos sus integrantes la concesión del certificado de colaboración a MarEcologia por la difusión de las actividades de la asociación y en especial el proyecto Plumbum.

Fuentes de información:

Asociación Hippocampus

EUROPARC